Jugos naturales para bebes.

Jugos naturales para bebes.

Cuando somos padres por primera vez es normal que nos asalten muchas dudas en cuanto a la alimentación que le podemos dar al recién nacido. Lo mejor que podemos hacer siempre es seguir los consejos e indicaciones que el pediatra nos irá facilitando a medida que nuestro bebé vaya creciendo. De cualquier forma, suele ser muy corriente que la mayoría de los pediatras aconsejen comenzar con el primer jugo de frutas al bebé hacia los 5 o 6 meses de vida, justo cuando comenzamos a darle a nuestro bebé las primeras frutas.
Los jugos les aportan vitaminas, sobre todo vitamina C y betacarotenos, que ayudan a mejorar sus defensas. Y algunos, como el jugo de naranja, contribuyen a combatir el posible estreñimiento. Además, ayudan al bebé a familiarizarse con diferentes sabores y van preparando su organismo para que tolere otros alimentos, además de la leche.
Es muy normal que al principio el bebé muestre cierta sensación de desagrado y rechazo en la primera cucharada. El bebé ha pasado de tomar su habitual ración de leche materna como la única base de su alimentación, al gusto ácido de los jugos de frutas, y eso no siempre va a ser fácil de asimilar por el bebé.

jugos-naturales-para-bebes600
Guía para ofrecer jugos a nuestro bebé

• Los bebés menores de seis meses no se les debe dar jugo.
• De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría y Comité sobre la Nutrición, “No hay ninguna indicación nutricional para alimentar con jugo a los bebés menores de 6 meses. Quien ofrece el jugo de frutas antes de introducir los alimentos sólidos en la dieta podría arriesgarse a que el jugo pase a sustituir la leche materna o fórmula infantil en la dieta del bebé”.
• La Academia Americana de Pediatría Sección de Lactancia Materna señala: “Durante los primeros 6 meses de edad, incluso en climas calientes, agua y jugo son innecesarios para los lactantes alimentados con leche materna y pueden llegar a introducir agentes contaminantes o alergenos.”
• De acuerdo con el Gobierno de Australia Consejo de Investigación Nacional de Salud y medicina, “el jugo de fruta no es necesario ni se recomienda para los bebés menores de 12 meses de edad. Las bebidas endulzadas están asociados con la caries dental. Té, infusiones de hierbas y otras bebidas no son de ningún beneficio conocido para un bebé y, posiblemente, podría ser perjudicial.”

Jugos de frutas despacio, sin prisas

Puedes hacer para tu hijo jugo de naranja, de mandarina, de manzana, de pera, de uva o de ciruela, pero evita las frutas del bosque (frambuesas, moras,…) y las tropicales (caquis, kiwis,… ) hasta que te lo apruebe tu pediatra.
Otra cosa que no se debe hacer es dar a tu hijo el jugo en el biberón, porque tomado en el biberón aumentas su propensión a las caries. Lo aconsejable es ofrecérselo a cucharaditas, así produce más saliva y de esta forma le quedan menos restos de jugo en sus dientes.
Lo mejor es que elaboremos nosotros mismos de forma casera los jugos que le daremos a nuestro bebé con la ayuda de una licuadora, y en el caso de escoger jugo de naranja utilizaremos un exprimidor. Debemos tener en cuenta que los jugos caseros hay que ofrecerlos al bebé según los hayamos elaborado para que la fruta no se oxide y pierda las vitaminas que contiene.

Recetas de jugos de frutas

Jugo de Manzana y de Naranja
• 2 manzanas
• 2 naranjas
Mezclaremos el jugo de las manzanas con el jugo de naranja este ultimo mediante un exprimidor manual tradicional, que no sean eléctricos – del tipo en el que reduce a la mitad de una naranja o limón y la coloca sobre el y apretamos. Los cítricos no están destinados a ser jugo en algunos exprimidores pero cederán fácilmente su propio jugo. Mezclar y servir. Hacer aproximadamente 100 ml y servir. Este es un buen zumo para los principiantes, ya que cuenta con ingredientes con muchas vitaminas.
Otra variación fácil: el jugo de 2 zanahorias en lugar de las manzanas para la mezcla con el jugo de naranja.
Jugo de Zanahoria, Pera y Naranja
• 2 zanahorias
• 1 pera
• 1 naranja
Obtendremos el jugo de las zanahorias y de las peras con la licuadora. Jugo de naranja utilizando un exprimidor manual tradicional, que no sean eléctricos a menos que su exprimidor de cítricos se pueda manejar de forma manual. Combinar y mezclar bien.