Punicalaginas, el poder del zumo de granada

Punicalaginas, el poder del zumo de granada

Si nos paramos a ver por que el zumo de granada nos aporta tanto poder antioxidante, sin duda nos tenemos que fijar en uno de sus componentes como son las punicalaginas.
Las punicalaginas son elagitaninos, una forma o tipo de compuesto fenólico, lo encontramos en sus formas alfa y beta en la composición de la fruta granada.

¿Que son las punicalaginas?

La punicalagina es un elagitanino en el cual se unen los ácidos elágico y gálico con una molécula de glucosa, siendo los isómeros de la misma los responsables de la coloración amarillenta de la corteza.
La granada se compone de dos grandes compuestos fenólicos, por un lado encontramos los antocianos compuesto fenólico coloreado de los cuales encontramos 6 antocianos, derivados 3-glucósidos y 3,5 diglucósolidos de delfinidina, cianidina y pelargonidina, los derivados que en mayor proporción podemos encontrar en los compuestos fenólicos son los de la cianidina por encima de un 60 % , otorgando en total una muy alta concentración de estos flavonoides 40 mg/100 ml de zumo de granada.
por otro lado encontramos que del segundo grupo los compuestos mas abundantes son las punicalaginas, 156 mg/100 ml  de zumo de granada.
El zumo de granada ha demostrado sin duda una alta capacidad captadora de radicales libres, pero sin duda el compuesto fenolico que presenta una mayor capacidad captadora de estos radicales  es la punicalaginas, responsable de mas del 50 % de esta actividad en el zumo de granada.

Beneficios de las punicalaginas

En la granada encontramos polifenoles, a estos se le atribuyen grandes propiedades antioxidantes entre los que encontramos ácidos grasos, taninos, antocianinas, ácido elágico, delfinidina, pelargonidina y sobre todos ellos destaca las punicalaginas siendo los principales polifenoles presentes en el zumo de granada y se atribuyen las siguientes propiedades:

  • Reducción de peso y control del colesterol malo
  • Eliminación de radicales libres
  • Nutrición y efectos para nuestra piel en la eliminación de arrugas
  • Protección frente a la enfermedad de Alzheimer
  • Aumento de la libido

 

Punicalagina y alzhéimer

La neuroinflamación es significativa en la patogénesis y en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer (EA). Previamente se ha podido demostrar  que la neuroinflamación inducida por lipopolisacárido (LPS) era la causa del deterioro de la memoria. Se han investigado los posibles efectos preventivos de la punicalagina (PUN), un componente muy presente en la granada, sobre la deficiencia de memoria causada por LPS, junto con los mecanismos fundamentales. LPS tratados astrocitos en cultivo y las células microgliales BV-2 fueron investigados por contra efectos de neuroinflamación . La punicalagina (1,5 mg / kg) mejora el deterioro de la memoria inducido por LPS (250 μg / kg al día 7 veces), así como evita la expresión inducida por LPS de las proteínas inflamatorias. En estudio in vitro, también se encontró que la punicalagina  (1 mg / ml) inhibió el LPS (10, 20 y 50 mM) inducida por la expresión de iNOS y COX-2, así como la producción de ROS, NO, TNF-α y IL – 1 \ beta.
La punicalagina también suprime la activación de NF-κ B a través de la inhibición de I κ B degradación, así como p50 y p65 translocación en el núcleo de LPS tratados con cerebro de ratón y cultivos astrocitos y microglial BV-2 células. En consonancia con el efecto inhibitorio sobre la inflamación neurológica, la punicalagina inhibió inducida por LPS Aß 1-42 generación a través de la baja regulación de la expresión de APP y en BACE1 in vivo e in vitro estudio. Por otra parte, la punicalagina se une directamente a NF-κ B subunidad p50 evidenciado por un modelo de acoplamiento y pull down ensayo. Estos resultados sugieren que la punicalagina inhibe el deterioro de la memoria inducida por LPS a través de anti-inflamatorias y anti- mecanismos -amylogenic través de la inhibición de la activación de NF-kB