CUIDA TU CORAZÓN CON ZUMO DE GRANADA

La granada se puede consumir de múltiples formas y una de ellas es el zumo de granada. Curiosamente se ha relacionado el consumo de éste con la reducción de colesterol malo LDL y con efectos protectores del corazón. En concreto, su alto contenido en antioxidantes y polifenoles ha hecho que esta fruta sea considerada como una de las formas más saludables y deliciosas de luchar contra el colesterol. 

Para que os hagáis una idea de lo que son los polifenoles, estos fueron descubiertos en los años 30 y se definen como sustancias naturales que se encuentran en distintas plantas como el aceite de oliva o la uva y tienen un efecto cardio saludable.

Cuando decimos que las granadas poseen sustancias antioxidantes estamos haciendo referencia a que éstas luchan contra los radicales libres que pueden provocar un aumento del colesterol malo LDL como veíamos en el apartado anterior. Tanto el consumo de las granadas como fuente de antioxidantes como cualquier otro tipo de alimento que los contenga, son una excelente solución para luchar contra estos radicales libres y, por lo tanto, el colesterol malo.