El zumo de granada reduce la intima de las arterias

La medida del grosor de la íntima (las dos capas más internas de la pared arterial) de la arteria carótida, detecta la aterosclerosis y la evolución de la salud cardiovascular.

Ingerir zumo de granada durante un año reduce el grosor de la íntima-media carótida hasta en un 30%. Si no se ingiere, se incrementa el grosor de la íntima en un 9% durante 1 año. Además, reduce el LDL oxidado (responsable de la aterogénesis) en un 90%, reduce la presión arterial sistólica en un 21% durante el primer año, aunque no se reduce más en los siguientes 3 años de consumo y reduce la peroxidación de los lípidos en el suero hasta un 16% después de 3 años.

Ensayo con 10 pacientes. Ingirieron zumo de granada durante un año y 5 de ellos durante 3 años .

En los sujetos con moderado riesgo de enfermedad coronaria, el consumo de zumo de granada no tiene un efecto significativo sobre la progresión del grosor íntima-media carótida, pero la retrasa en las personas con un aumento del estrés oxidativo y las que tienen alteraciones en las lipoproteínas ricas en triglicéridos y en las lipoproteínas de alta densidad.

Estudio aleatorizado, doble ciego en 282 sujetos hombres (45 a 74 años) y mujeres (55 a 74 años) con enfermedades coronarias, y factores de riesgo con una pared carotídeo de 0,7 a2,0 mm, sin estenosis significativas. Los participantes ingirieron 240 ml/día de jugo de granada durante 18 meses .