El zumo de granada y el cáncer de próstata

Los pacientes que ingieren zumo de granada, no han progresado a una etapa metastásica durante el período del ensayo.

 

 

El zumo de granada causa la muerte de las células resistentes a las hormonas de cáncer de próstata y aumenta notablemente la adherencia, reduciendo la migración de las células que no mueren.

Sus componentes aislados como la luteolina, el ácido elágico y el punícico, todavía podrían ser más eficaces contra el cáncer de próstata y otros cánceres.

Por otra parte, el consumo de zumo de granada no da lugar a importantes disminuciones del antígeno prostático específico (PSA) aun cuando, en el cáncer de próstata temprano puede ser efectivo, no lo es en las etapas posteriores de la enfermedad.

Pero aunque no da lugar a disminuciones del PSA por lo menos prolonga su tiempo de duplicación además, tiene efectos en la apoptosis “in vitro” así como sobre el estrés oxidativo.

El zumo de granada actúa sobre dos mecanismos, en uno induce la apoptosis (muerte celular programada) de las células cancerígenas de próstata  y en el otro inhibe la angiogénesis (creación de vasos sanguíneos en el tumor)