El zumo de granada y su ayuda en la Aterosclerosis

El zumo de granada puede ser un gran aliado para combatir la aterosclerosis que es una enfermedad en la que la placa se deposita dentro de las arterias. Las arterias son vasos sanguíneos que llevan sangre rica en oxígeno al corazón y a otras partes del cuerpo.

La placa está compuesta por grasas, colesterol, calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre. Con el tiempo, la placa se endurece y estrecha las arterias, con lo cual se limita el flujo de sangre rica en oxígeno a los órganos y a otras partes del cuerpo.

La aterosclerosis puede causar problemas graves, como ataque cardíaco,accidentes cerebrovasculares (derrames o ataques cerebrales) e incluso la muerte.

La aterosclerosis es el resultado de múltiples factores de riesgo como la hipertensión, el aumento de nivel de LDL en plasma y la oxidación del LDL.

La figura A muestra una arteria normal por la que la sangre circula normalmente. La figura B muestra una arteria con depósito de placa.

El zumo de granada tiene propiedades anti aterogénicas muy potentes  y mejora la aterosclerosis en el 25% de los pacientes.

La inflamación sistémica y el estrés oxidativo son otros factores clave, no tradicionales, en la patogénesis de la aterosclerosis y también tienen influencia sobre la hemodiálisis de los pacientes.

La ingestión prolongada de zumo de la granada reduce los factores de riesgo cardiovasculares, atenúa la progresión del proceso aterosclerótico, refuerza la inmunidad innata y reduce la morbilidad de los pacientes en hemodiálisis.

La ingestión de aceite de semilla de granada durante 4 semanas en sujetos hiperlipidémicos también tiene efectos favorables en el perfil lipídico.

La anti aterogenicidad tan potente de la granada, podría estar asociada a los taninos hidrolizables .