Granavida el zumo de granada de España en el congreso mundial de la gastronomía

 

 

el alcalde de elche con el zumo de granada granavida

Presidente de la Diputación y Alcalde de Elche degustando el zumo de granada GRANAVIDA

 La XI edición del congreso “Lo mejor de la Gastronomía” -principal certamen de España y uno de los más importantes de la Unión Europea- convertirá el próximo mes de noviembre a la provincia en centro mundial gastronómico gracias a la participación de 3.000 cocineros, llegados de los cuatro puntos cardinales, que dirigirán talleres, charlas, demostraciones culinarias y elaborarán platos para los alrededor de 50.000 visitantes que se espera pasen por el recinto de la Institución Ferial Alicantina (IFA).

 El presidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll, presentó ayer el congreso junto al alcalde de Elche, Alejandro Soler, el crítico y organizador del evento, Rafael García Santos, y dos de los máximos exponentes de la alta cocina mundial, el prestigioso chef Quique Dacosta y Paco Torreblanca, considerado ya el mejor pastelero del mundo. Ambos han colaborado intensamente durante los dos últimos años para conseguir que Alicante arrebate al Kursaal donostiarra un congreso que, además, supondrá un balón de oxígeno para el sector hotelero de Alicante y Elche al coincidir las fechas del congreso con uno de los meses más flojos del año y en plena temporada baja. El presupuesto total de la organización del congreso ronda el millón de euros, de los que 600.000 los aportará la Diputación Provincial, que duplica la participación económica institucional del Gobierno vasco en las ediciones de San Sebastián pero que como contrapartida tendrá la reducción a la mitad los precios para congresistas y público asistente.

 El congreso “Lo mejor de la Gastronomía” ha tenido que superar para su primera edición en la provincia el escollo de la recesión -los restaurantes de alta cocina están al 50%-, la falta de vocaciones (hasta en el País Vasco la mayor parte de los cocineros ya no son vascos, según reveló García Santos) y, por lo menos ayer, el deficiente sistema de megafonía de IFA, que impidió que se entendieran gran parte de los mensajes lanzados por Ripoll -“la vamos a armar con este congreso”- y el resto de los ponentes.

 El presidente de la Diputación llegó a IFA acompañado por la directora general del Patronato, Gema Amor, y tuvo ocasión de comprobar su capacidad de convocatoria. Ripoll no se olvidó del resbalón del día anterior y antes de dirigirse a los asistentes al acto volvió a pedir disculpas a los periodistas (el lunes había insinuado que los compañeros de El País debieran estar en la cárcel por sus informaciones sobre el caso Gürtel) reiterando su cariño y respeto por los medios de comunicación, y reconociendo en público que “hay días que uno está más afortunado, otros menos y a veces totalmente desafortunado como ayer”, subrayó Ripoll.

 Más de doscientas personas -el 90% del sector turístico- y entre ellas el presidente de Coepa, Modesto Crespo, le demostraron adhesión y disfrutaron del espectacular cocktail con cerca de 300 productos y donde junto al vino, el turrón, las cerezas, los nísperos, el zumo de granada… de la provincia no faltaron el jamón de Joselito, el Foie de Martiko, las huevas de atún de Vicente Leal, la torta del Casar, el membrillo y yemas de Santa Teresa o las pastas de Sandro Desli. Todo con la colaboración del restaurante La Ereta y bajo la mirada de Javier Andrés, propietario de La Sucursal de Valencia, que llegó a confesar a Gema Amor que “sentía envidia sana” por lo que va a montar en la provincia. El éxito de la presentación fue tal que los últimos invitados abandonaban IFA pasadas las 15.30 horas, tres horas y media después de lo que acabó siendo una gran fiesta del sector turístico.

 “Queremos presentar un formado diferente, menos elitista, y lo que pretendemos es acercar la gastronomía a todo el mundo haciéndola más asequible. Un congreso integral destinado a crear cultura y pasarlo estupendamente”, señaló García Santos. “Lo mejor de la Gastronomía” se celebrará del 8 al 11 de noviembre. Un día antes habrá un acto previo en Elche, que acogerá un concurso de huevos fritos o la degustación de mil raciones de arroz al horno.

 La feria -300 expositores- estará distribuida en dos espacios sobre 18.000 metros cuadrados: uno con 25 estands exclusivo para los profesionales y otro para el público en el que se ubicarán 50 restaurantes. Los precios serán populares y se anuncia, entre otros, un desafío de arroceros de la provincia contra colegas italianos de Piamonte y Lombardía, un concurso mundial de tortilla de patatas, pintxos a un euro y “gin tonics” a tres, ya que los precios serán populares.

 

FUENTE: DIARIO INFORMACION