Jugos naturales para niños

14/07/2016|Jugos naturales para niños

Sin ninguna duda, los jugos naturales para los niños es una buena manera de conseguir  una buena nutrición durante su proceso de crecimiento, y durante el desarrollo de los organismos de nuestros niños, al darles a nuestros hijos el jugo fresco de fruta les estaremos dando una de las cosas mas puras que la naturaleza nos ofrece.

Ahora más que nunca, la salud de nuestros niños está en riesgo a causa de lo que comen los niños (demasiada comida procesada, mucha comida industrial y el exceso de comida rápida). Cuando nuestros padres nos decían” comer frutas y verduras”, a nosotros nos parecía una perspectiva poco apetecible, este tipo de alimentación  nos convirtió en una generación alimentada por los refrescos, patatas fritas y barras de dulces.jugos-natuales-ninos-

¿Puedo darle a mi hijo jugo 100 % natural?

Los jugos elaborados 100% de fruta natural son bebidas muy nutritivas y que han sido disfrutadas durante años por niños y adultos. Estos jugos ofrecen una gran variedad de nutrientes que se encuentran de forma natural en las frutas. Los jugos elaborados de fruta no contienen nada de grasa, son muy ricos en vitaminas de varios tipos A, B, C, etc., varios tipos de minerales esenciales y algo bastante importante y es que a los niños les encantan.

Han sido muchos los estudios que se han efectuado sobre los beneficios que aporta a nuestros hijos el consumo de jugo natural de frutas, en concreto recientes estudios nos  confirman que nuestros hijos tomen cantidades moderadas de jugo natural 100% de fruta  no necesariamente tiene que afectar a el peso de un niño. Sin embargo, como todo alimento, los jugos contienen calorías y  deben ser tratados como cualquier otra comida que contenga energía. Como se sabe, el consumir más calorías de las requeridas contribuye a un exceso de peso.

¿A que edad puedo darle jugo natural a mi hijo?

Antes de comenzar a dar jugo natural a tu bebé debes de consultar con su pediatra, pero la tónica habitual es que te diga que puedes comenzar a  introducirlos en su dieta habitual a partir de  los 4-6 meses (los jugos naturales son riquísimos en vitaminas y favorecen el tracto intestinal)

Te dejamos una tabla de edad y de consumo de jugo natural.

 

Años Recomendación
Menores de 4 meses No les dé jugo de frutas a bebés menores de 4 meses, ya que a esa edad  no ofrece ningún beneficio nutricional al bebe.
Entre 4-6 meses Al principio ofrécele sólo media cucharadita, para que lo pruebe, y ve aumentando poco a poco la dosis hasta que se beba unos 50 ml de jugo natural al dia. No le des más porque puede soltarle la tripa y saciarle mucho.
1 a 6 años Limite el jugo a 200 ml por día. Para niños mayores de 6 meses, el zumo de fruta no ofrece beneficios nutricionales sobre las frutas enteras. Los frutos enteros también proporcionan fibra y otros nutrientes. No debe de permitir que su hijo lleve una taza de jugo durante todo el día.
7 a 18 años Limite el jugo de frutas a 400 ml al día

 

Recetas de jugos naturales para nuestros hijos

Jugo natural de fresas frescas, miel y kiwicha:

Ingredientes:
– 8 fresas
– 1 taza de leche
– 1 cucharada de kiwicha
– 1 cucharada de miel de abeja
– 3 almendras enteras

Preparación: Mezclar todo en la licuadora y servirlo al tiempo.

Propiedades: La fresa tiene propiedades diuréticas y laxantes. Equilibra además el azúcar presente en la sangre. Entre los grandes beneficios de la kiwicha, está su gran cantidad de hierro, ideal para el fortalecimiento de los huesos y músculos, recomendándose especialmente para personas en pleno desarrollo. La miel da energía y previene la anemia.

 

Jugo natural de kiwi:

Ingredientes:
– 10 kiwis sin piel
– 5 limones pelados y cortados por la mitad
– Agua según criterio
– Miel al gusto
– Hielo al gusto (opcional)

Preparación: Licuar el kiwi y los limones e irle agregando, de a pocos, la miel y el agua hasta que quede del dulzor y espesor deseado. Si deseas, puedes colar las “pepitas”.

 

Propiedades: El kiwi es la fruta con mayor contenido de vitamina C. Disminuye los síntomas del resfriado y previene el estreñimiento. La miel da energía, además de descongestionar bronquios y pulmones. Previene también la anemia.