Propiedades y beneficios del Brócoli

En el campo de elche, aparte de nuestra preciosa granada Mollar se cultivan otros productos como es el brócoli, la forma común de llamar a la Brassica oleracea italica, el brócoli es de la familia de las brasicáceas antes conocidas como crucíferas, dentro de este grupo encontramos especies como el repollo, la coliflor, el colinabo o la col de Bruselas.

Características del brócoli

El brócoli es una planta con abundantes cabezas florales comestibles de color verde, puestas en forma de árbol, con un grueso tallo central del cual nacen diferentes ramas, el tallo del brócoli no es comestible, la masa de cabezuelas esta rodeada de hojas muy parecido a su pariente la coliflor pero en el caso del brócoli de color verde en vez del blanco de la coliflor.

El cultivo de esta planta suele hacerse en climas frescos o como en el caso de el campo de elche en microclimas, de manera habitual el brócoli se consume al vapor o hervido, aunque últimamente se ha convertido en un aperitivo muy saludable al comerla cruda.

Propiedades del brócoli

El brócoli esta llamando mucho la  atención, muy por encima de cualquier otra hortaliza, dentro del mundo científico. Son muchos y muy variados estudios que afirman que el consumo habitual del brócoli podría actuar en la prevención de algunas enfermedades. De manera principal los estudios de estos científicos se centran en la prevención del cáncer de colon. Dentro del ámbito de la nutrición, el brócoli destaca enormemente en la lucha contra la anemia gracias a su alto contenido en hierro.

Además nos proporciona, una alta cantidad de fitonutrientes y varios tipos de  vitaminas y minerales, incluyendo parte de las vitaminas mas importantes para l organismo como son la C y E, dentro de los minerales encontramos calcio y como ya se menciono anteriormente es una gran fuente de hierro.

Una porción media de 90 g de brócoli aporta 2 de los 15 mg de hierro al día que la OMS recomienda tomar a las mujeres. En cuanto a los hombres, proporciona el 25% de la cantidad diaria recomendadas se consumen semanalmente dos o tres porciones de brócoli, los niveles de hierro se ven incrementados.

Cuando se compra, hay que elegir los ejemplares color completamente verde y compactos. Se conserva en la nevera (sin lavar) varios días.

El brócoli en la cocina

El brócoli es un alimento con grandes beneficios para la salud, no sólo por sus vitaminas y minerales sino también, por los fitoquímicos que posee que recientemente se han asociado con menor riesgo de cáncer. Por estas razones debemos fomentar su consumo y para ello, hoy traemos diferentes ideas para usar brócoli en tu cocina.

Receta de brócoli

El brócoli es de esas verduras que se pueden utilizar como guarnición para acompañar cualquier plato que contenga carne o, simplemente, preparar un plato con esta verdura para comerlo como plato principal de nuestra dieta.

Su preparación es rápida y sencilla, y así lo vais a ver en las recetas que tenéis a continuación. Siguiendo sus pasos, disfrutaréis mucho del sabor de este manjar.

Ingredientes:

  • ½ kg. de brócoli.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 cucharadita de aceite de oliva.

Preparación del brócoli:

Si estáis a dieta, el brócoli es muy bueno para esta. Además, es muy sencillo y rápido de preparar.

  1. Lo primero de todo será lavar muy bien el brócoli. Lo secamos y escurrimos, para luego quitarle el tallo.
  2. Llenamos un cuenco con agua y lo ponemos a hervir por unos 10 minutos a media potencia para que se tiernen un poco.
  3. Pelamos los dientes de ajo y los picamos en láminas o trozos pequeños, como más os guste. Ponemos una sartén al fuego con una cucharadita de aceite de oliva y lo freímos, hasta que se doren. Agregad también un poco de sal.
  4. En el momento que el brócoli esté listo, lo colamos y escurrimos bien, para que suelten todo el agua. Ahora a la sartén con los dientes de ajo.
  5. Lo freímos todo al mismo tiempo, para que se hagan bien los dos ingredientes juntos por varios minutos. Salpimentar al gusto y dejar otro par de minutos para que coja sabor.
  6. Colocar en el plato y listo para comer.

 

También podéis hacer un par de filetes de pechuga, ternera… cualquier carne estará deliciosa acompañada de esta verdura. Pero, si lo queréis comer solo, esta es la mejor manera de prepararlo.

Arroz meloso de Brócoli

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 pella de brócoli
  • 300gr de arroz bomba
  • ½ dl aceite de oliva
  • 30gr salmorreta (emulsión de ñora, ajo y tomate)
  • ¾ hebras de azafrán
  • 1 litro caldo de legumbres (1 puerro, 1 zanahoria, 1 nabo, 2 dientes de ajo, 1patata, 300gr garbanzos y 5 litros de agua)
  • 1 calabacín
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla tierna

Elaboración:

    1. Separar los florones de la pella, triturar todos los florones en un robot de cocina a modo de cus-cus.
    2. Picar todo el tallo de brócoli muy fino, picar el pimiento, el calabacín y la cebolla,
    3. hacer un sofrito a fuego lento con aceite y sal.
    4. Preparar el caldo de legumbres, poner todo los ingredientes a hervir durante tres horas a fuego lento hasta que estén cocidos lo garbanzos.
    5. Colar.
    6. En el sofrito de verduras, añadir el arroz, sofreír, añadir el caldo, la salmorreta y el azafrán.
    7. Cocer a fuego fuerte durante dos minutos y después seguir cociendo a fuego mínimo hasta que evapore todo el caldo. Remover cada dos minutos el arroz y rectificar de sal.
    8. Poner en un plato el arroz, espolvorear el brócoli picado y acompañar con alioli y brotes de brócoli.

Es un plato que te hará quedar muy bien ante tus invitados.

 

Brócoli con Jamón

Prepara con nosotros una estupenda receta de brócoli con jamón, una receta muy sana y sabrosa, que resulta perfecta para incluir en las recetas para hacer una cena o almuerzo ligero.

Ingredientes:

  • 300 gramos de brócoli
  • 100 gramos de jamón
  • Una cebolla
  • Un par de dientes de ajo
  • Una copa de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Preparación:
Y ahora otra receta rica, saludable y sencilla de preparar, una forma muy interesante de preparar el brócoli, que mezclado con los demás ingredientes queda muy sabrosa. Es una receta para tomar por si sola o bien hacerlo en forma de guarnición, acompañando algún otro plato.

    1. Lo primero que tenemos que hacer es poner a cocer el brócoli, así que mientas calentamos una olla con abundante agua y un poco de sal, vamos a lavarlo bien bajo el grifo y a trocearlo después, desechando las partes duras y dejándolo cortado en trozos medianos.
    2. Una vez que el agua llegue a su ebullición echamos los trozos de brócoli y bajamos un poco la intensidad del fuego, y dejamos que se cueza hasta que quede bien hecho y más bien blando, pero sin que se rompa, lo que comprobaremos pinchando el mismo antes de sacarlo. El tiempo de cocción será sobre 10 minutos, aunque dependerá del brócoli empleado y del tamaño en el que lo hayamos troceado, así que puede variar un poco, pero siempre estará listo alrededor de esos 10 minutos, un poco antes o un poco después. Al acabar vamos a echar el brócoli en un escurridor.
    3. Durante la cocción del brócoli aprovechamos para pelar y trocear la cebolla para dejarla bien troceada. Pelamos los ajos y los cortamos en forma de láminas. También vamos a cortar el jamón en tiras finas o en taquitos, como más nos guste, empleando siempre que sea posible un jamón de buena calidad, para que de buen sabor al plato. Vamos a poner sofreír en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen los trocitos de cebolla, a fuego suave para que se doren bien sin llegar a quemarse. Cuando tomen buen color añadimos el ajo laminado y el jamón troceado.
    4. Saltearemos bien estos dos ingredientes durante unos minutos, hasta que tomen buen color, y a continuación agregamos el brócoli bien escurrido y sal por encima y mantenemos a fuego suave unos 5 minutos para rehogarlo bien. Después vertemos el vino blanco en la sartén, subimos la intensidad del fuego y dejamos que se consuma, entonces ya tendremos lista para servir esta riquísima receta de brócoli con jamón, que puedes tomar como un plato completo, o acompañar con el mismo alguna otra receta, a forma de guarnición.