El zumo de granada y la salud cardiovascular

Según el estudio realizado con ratas, se aclara que el zumo de la granada posee muchos más beneficios que las semillas, las cuales tienen una gran cantidad de propiedades para la salud. Mediante esta nueva investigación queda plenamente demostrado que, con el consumo diario de zumo de granada, se pueden frenar los efectos de los radicales libres sobre el organismo, y sus antioxidantes tienen la capacidad de ejercer un gran efecto protector cardiovascular, con lo cual se reduce el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria.

El autor de esta investigación Jadeja Ravirajsinh,afirma que el zumo de granada tiene una cantidad de antioxidantes tres veces mayor a la del vino tinto y a la del té verde. Este estudio demostró que un consumo frecuente de zumo de granada puede reducir los niveles de plasma de los marcadores de daño cardíaco hasta en un cincuenta por ciento.

La granada está compuesta principalmente por agua (en un ochenta por ciento) y por un diecisiete por ciento de azúcares, posee además un alto contenido de polifenoles, una sustancia encargada de proteger la planta y de darle color y aroma. Esta sustancia al entrar en contacto con la flora intestinal, se convierte en una menos compleja denominada urolitina; así como también están las punicalaginas, las cuales tienen una gran actividad antibacteriana y de prevención del estrés oxidativo. Por otra parte, los antocianos se encargan de conservar el colágeno, mejorar la microciculación ocular, y sobre todo mejorar en gran medida el estado de los vasos sanguíneos, entre muchos más.

El zumo de granada  induce la producción de las enzimas antioxidantes paraoxonasas, que forman parte del colesterol HDL  y del LDL.

El LDL oxidado es el responsable de la formación de la inflamación y de la producción de placas que bloquea las arterias .

El colesterol HDL mejora la salud cardiovascular.

La parooxonasa (PON-1) retarda la respuesta inflamatoria de los macrófagos que se acumulan en el LDL oxidado que está sobre la arteria.

Ingiriendo 40 gramos al día, no solo baja el colesterol total sino también el LDL e incrementa el colesterol HDL beneficioso.

El zumo de granada es beneficioso en la prevención de complicaciones cardiovasculares además, mejora la función endotelial.